Altas Temperaturas? Tomá agua!

Llega el verano y las altas temperaturas también, y aunque el sol, el calor y la playa en vacaciones invitan a disfrutar intensamente, siempre es conveniente tener en cuenta algunas recomendaciones especiales:

Bebés y niños (hasta los 4 años): Son los más expuestos y vulnerables, ya que al igual que los adultos mayores sufren la falta de adaptación del organismo a los cambios de temperatura extremos. Se recomienda mantenerlos en lugares frescos, que usen poca ropa o ropa suelta, de materiales delgados y colores claros (ideal: algodón), si están al aire libre protegerlos con sombrilla o sombrero, y colocarles cremas de protección solar adecuada (según la recomendación del pediatra)

Ancianos (adultos mayores): Ellos son los que tienen mayor riesgo de sufrir un golpe de calor, y debe ser tratado inmediatamente. Síntomas: la temperatura corporal se eleva por encima de los 40 grados, el pulso se vuelve fuerte y rápido, se producen cambios en el estado de conciencia (somnolencia), la sudoración cesa y la piel se observa seca, caliente y enrojecida. Otros síntomas de alerta son dolor de cabeza, sensación de fatiga y sed intensa, náuseas y vómitos, calambres musculares, convulsiones y sudoración importante que cesa repentinamente y respiración alterada. Frente a cualquiera de estos síntomas es imprescindible concurrir rápidamente a la consulta médica en el centro de salud más cercano.

Qué hacer en un día de calor excesivo

Evitar realizar ejercicios físicos en horarios de máximas temperaturas

Tomar líquido antes de comenzar cualquier actividad al aire libre

Protegerse del sol con sombrero o sombrilla

Usar cremas de protección solar factor 15 o superior

Si una persona siente mareos o se desvanece, hay que acostarla en un lugar fresco, bajo techo. Se le puede ofrecer una bebida rehidratante, pero nunca infusiones calientes ni muy dulces. Colocar agua fría en las muñecas, esto proporciona alivio.

Si la temperatura corporal aumenta, hay que sacar la ropa de la persona afectada, pasar una esponja mojada por la cara, y, en lo posible, dar un baño corporal con agua helada. También es útil utilizar paños fríos y bolsas de hielo en la cabeza.

Si querés disfrutar un verano pleno, lo mejor es prevenir.  Cuidate del calor. Tomá suficiente agua…

Y no te olvides de tu mascota🙂

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: